7 Remedios naturales para la acidez estomacal y el reflujo gástrico

Remedios caseros para la acidez estomacal

La acidez estomacal es algo que la mayoría de las personas va a experimentar en algún momento de su vida. Ésta se caracteriza por una desagradable sensación en el pecho que muchas veces llega hasta la garganta, y es más un síntoma que una enfermedad. Todo esto es causado por el reflujo gástrico, que ocurre cuando el músculo que está sobre el estómago y permite que la comida entre allí, se relaja – cuando no debería. El resultado de ello, es que el ácido de tu estómago se devuelve hacia arriba por tu esófago, causando esa sensación de acidez estomacal tan terrible. Piénsalo: ¡es ácido quemando tu esófago hasta tu garganta! ¡Ouch!

Es, de hecho, posible tener reflujo sin acidez, pero no es posible tener acidez sin reflujo. Y, mientras que los remedios que venden en las farmacias atacan todos los síntomas de los que hablamos, un cambio de estilo de vida quizás sería mucho mejor para ti. Veamos qué puedes hacer.

Los 7 mejores remedios naturales para la acidez de estómago y reflujo ácido

remedios caseros para la acidez y el reflujo

1. Una cucharada repleta de bicarbonato de sodio

Ya hicimos un artículo completo sobre el bicarbonato para la acidez. Una cucharadita llena de bicarbonato puede ponerle fin a esa sensación de quemazón y ardor, convirtiéndolo así en uno de los mejores remedios naturales para la acidez. Éste tiene un pH de más de 7.0, y por ende neutraliza el ácido estomacal. Neutralizar este ácido significa que, cuando tu esfínter decida “descansar” y no hacer su trabajo, no te sentirás mal.

Necesitas…
– Media cucharada o una cucharada de bicarbonato
– Un vaso de agua

Preparación:
Mezcla sea la media cucharada, o cucharada completa de bicarbonato, en un vaso de agua que no sea más de 200 ml. Revuélvelo bien y tómatelo completo. Puedes repetirlo según necesites, pero no deberías sobrepasar las 3 cucharadas y media de bicarbonato en menos de 24 horas seguidas. Además, evita usarlo por más de una semana continua, ya que es bastante alto en sodio (sal) y puede ocasionar efectos secundarios.

2. Alivia tu estómago con jugo de aloe

El aloe es una planta muy usada para calmar todo tipo de quemaduras. Sin embargo, puede hacer mucho más que eso. En relación a la acidez, ayuda porque tiene propiedades desinflamatorias. Esto significa, que cuando tu barriga empieza a estar hinchada e irritada, o tu esófago está siendo devorado por el ácido, un buen vaso de jugo de aloe vera puede ser exactamente lo que necesites para calmarlo.

Necesitas…
– 1/2 taza de jugo de aloe vera

Instrucciones:
Bebe el medio vaso de jugo de aloe, ya sea frío o a temperatura ambiente, antes de cada comida. Ten en cuenta, que el aloe puede actuar como laxante, así que a menos que tengas a la mano un largo libro de sudokus, o un divertido juego en el celular, busca una marca que especifique que le quitó el efecto laxante al aloe.

3. Mastica chicle

El diario de investigación científica llevó a cabo un estudio que demostró que las personas con síntomas de reflujo gástrico, o acidez crónica, sintieron alivio al masticar chicle sin azúcar por 30 minutos después de las comidas. Esto es porque mascar chicle estimula la producción de saliva, y esta ayuda a que cualquier ácido que haya empezado a subir por el esófago sea diluido más rápido.

4. Barbillas hacia arriba

El reflujo se vuelve peor de noche al acostarse, ya que estamos en posición horizontal y la gravedad nos juega en contra, haciendo más fácil que el ácido se salga del estómago hacia el esófago. Es por eso que dormir con la cabeza elevada (y nunca boca abajo) es uno de los mejores remedios naturales para la acidez que puedes usar. Un buen truco es inclinar tu cama, poniendo ladrillos, libros o cualquier cosa que se te ocurra bajo las dos patas de tu cama que se orientan hacia la cabeza. Además, no te acuestes sino al menos 3 ó 4 horas después de comer, ya que acostarse con el estómago lleno hace que éste se presione con más fuerza hacia el esófago.

5. Cómo, qué y cuándo.

Mira lo que comes para la acidezPiensa cómo comes: No comas en bocados gigantes. Come de a mordiscos o bocados pequeños, y come poco a poco, dándole tiempo a tu estómago de digerir, y no dándole ninguna excusa al ácido para subir.

Piensa qué comes: Seguramente ya sabes qué alimentos te causan reflujo, usualmente las que son bastante ácidas (tomate, o frutas cítricas, por ejemplo) o las comidas picantes. Evítalas lo más que puedas.

Piensa cuándo comes: No comas 3 ó 4 horas antes de acostarte a dormir, ya te lo dije anteriormente.

6. Consume más ácido

Cuando sufres de acidez crónica, pareciera a simple vista que darle más ácido al cuerpo sería contraproducente, ¿cierto? Sin embargo, en muchos casos, la acidez se produce por no tener suficiente ácido en tu estómago, en lugar de por tener mucho. Esto es, porque los medicamentos para la acidez, o “bloqueadores de ácido” lo eliminan.

Es el mismo ácido estomacal el que debería decirle al esfínter que se cierre. Si no lo estás produciendo en la cantidad adecuada, tu esfínter podría pensar que no hace falta cerrarse. Por supuesto, esto causa acidez estomacal.

Si piensas que éste podría ser tu caso, intenta tomando un poco de vinagre de cidra de manzana, y averigua si esto te ayuda a prevenir el reflujo, o quizás lo elimina por completo.

Necesitas…
– 3 cucharaditas de té, o una cucharada sopera de vinagre de cidra de manzana puro.
– 200 ml de agua fresca.

Instrucciones:
Mezcla el vinagre con el agua, y tómalo. Puedes hacerlo antes de cada comida (siendo esta la manera más efectiva), antes de irte a dormir, o 2 a 3 veces al día. Obviamente, si sientes que te empeora, no lo tomes más. Además, no exageres aun cuando te funciona, ya que si te sobrepasas, podrías empeorar el problema.

7. Hazte un te de jengibre 

El jengibre puede ayudar a aliviar un gran número de afecciones estomacales, desde las nauseas, hasta la acidez estomacal. Tomarte una taza de te fresco alrededor de 20 minutos antes de las comidas puede ayudarte a calmar un poco la barriga, y actuar como un inhibidor del ácido.

Necesitas…
– 3 rodajas pequeñas de jengibre.
– 2 tazas de agua.

Instrucciones:
Toma las rodajas y ponlas a hervir en el agua, a fuego muy lento, tapadas, por unos 30 minutos. Luego elimina el jengibre (o, si prefieres, déjalo) y sírve el agua en una taza. Tómala 20 minutos antes de las comidas.


Cuando yo era pequeño, recuerdo haber escuchado a mi niñera hablando del reflujo, y yo estaba horrorizado. Le pregunté si realmente su pecho estaba en llamas, y me dijo que sí. Ahora sé a lo que se refiere perfectamente.

Ciertos medicamentos tradicionales, como el omeprazol, ayudan a calmar los síntomas, pero pueden tener efectos secundarios a largo plazo, crear dependencia, y ser muy duros con tu cuerpo – además de que muchas veces no son necesarios.

Por otra parte, encontrar entre tantos remedios naturales para la acidez estomacal, uno que te funcione perfectamente, podría tomar algún tiempo de ensayo y error, pero a la larga, tu cuerpo te lo agradecerá (y seguro que tu bolsillo también).

¡No te olvides de compartir este artículo si te pareció útil!

 

Revisión Honesta del Sistema Venus

Ingresa Aquí Tus Comentarios

Leave A Response

* Denotes Required Field