Remedios caseros para las hemorroides de todo tipo

Remedios caseros para las hemorroides

Este artículo se centrará principalmente en darte remedios caseros para las hemorroides, tanto internas, como externas, como las que se presentan puntualmente durante el embarazo. Sin embargo, en un intento de hacerlo lo más completo posible, quiero incluir lo básico sobre la enfermedad: concepto, síntomas, causas, complicaciones… Por ese motivo, si ya conoces todo esto, fíjate en la tabla de contenidos que está más abajo, y ve directo hacia el área que te interese. Pero, si eres novato en esto de las hemorroides, te recomiendo que te tomes unos minutos y leas esto completo. 😉

Sin más que agregar, ¡empecemos!

Lo básico: ¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides, también llamadas almorranas, son venas que se inflaman en el ano o la parte baja del recto, tan simple como eso. Las hemorroides pueden ser el resultado de dificultades al momento de ir al baño, o de la presión que se da cuando las mujeres están embarazadas, entre otras causas que veremos más adelante.

Las hemorroides podrían estar ubicadas dentro del recto, llamadas hemorroides internas, o en la parte externa del ano, llamadas hemorroides externas.

Las hemorroides son un mal común. A la edad de 50, alrededor de la mitad de las personas han tenido que sufrir la picazón, la molestia e incluso el sangrado, que son señales comunes de la presencia de hemorroides.

Por fortuna, hay muchísimas opciones para tratar las hemorroides. La mayoría de las personas suele tener buenos resultados con remedios caseros y algunos cambios de estilo de vida.

Síntomas de las hemorroides

Los síntomas de hemorroides pueden incluir:

  • Sangrado sin dolor durante las idas al baño – podrías notar pequeñas cantidades de sangre en el papel higiénico, o en las mismas heces, o en el inodoro.
  • Picazón o irritación en la región anal.
  • Dolor o incomodidad.
  • Hinchazón alrededor del ano
  • Un bulto cerca del ano, que puede ser sensible o doloroso.
  • Filtración de heces.

Los síntomas de las hemorroides suelen depender de la ubicación (externas o internas). Usualmente, no podrás ver o sentir tus hemorroides, y en algunas ocasiones, ni siquiera presentarán síntomas.

Veremos con más detalles cada caso más adelante.

Causas de las hemorroides

Las venas alrededor del ano tienden a estirarse bajo presión, y pueden hincharse o inflamarse. Las venas inflamadas (hemorroides) pueden generarse por un incremento en la presión en la parte baja del recto. Algunos de los factores que pueden influir en esto son:

  • Hacer mucho esfuerzo al defecar.
  • Sentarse por largos períodos en el inodoro.
  • Diarrea o estreñimiento crónico.
  • Obesidad.
  • Embarazo.
  • Sexo anal.
  • Dietas bajas en fibra.

Las hemorroides son más frecuentes a medida que las personas envejecen, ya que los tejidos que aguantan las venas en el recto del ano se debilitan y estiran con el paso de los años.

Posibles complicaciones de las hemorroides

Las complicaciones que pueden presentarse en casos severos de hemorroides, son muy raras, pero puede incluir anemia, o hemorroides estranguladas, que ocurre cuando no le llega suministro de sangre a las hemorroides, lo cual causa un dolor extremo y causa que ese tejido muera y se engangrene.

Remedios caseros para las hemorroides externas

Remedios caseros para las hemorroides externas
Las hemorroides externas son venas en la zona baja del recto que, por diferentes motivos, se inflaman hasta el punto de prolapsar, es decir, salir al exterior a través del esfínter anal.

Síntomas de las hemorroides externas


Hay un buen rango de síntomas que pueden afectar a las personas con hemorroides externas. Éstos suelen variar según la severidad del caso. Algunos de los síntomas que podrás notar incluyen:

  • Picazón alrededor del área rectal, o del ano.
  • Dolor anal.
  • Bultos cerca o alrededor del ano.
  • Sangre en las heces.

Por lo general, notarás sangre cuando uses el baño, tanto en las heces como el papel higiénico. Además, si hablamos de hemorroides externas, siempre vas a poder sentirlas al tacto, cuando te limpies con papel higiénico, o cuando te bañes, etc.

Ten en cuenta que estos síntomas también ocurren por diferentes afecciones, así que si notas sangrado, te recomiendo ir directo al médico.

Causas de las hemorroides externas

Las causas de las hemorroides prolapsadas o externas son variadas. Lo más común es que se originen por grandes dificultades para evacuar. Hacer presión al ir al baño causa que se corte el flujo sanguíneo a la zona anal, lo que resulta en que las venas acumulen sangre y se agranden. Por esta misma razón, un caso severo de estreñimiento o diarrea puede causar un prolapso de hemorroides externas. Adicionalmente, como ya hemos mencionado, las mujeres embarazadas tienden a sufrir de esta afección muy frecuentemente.

7 Remedios caseros para hemorroides externas – 100% tratamientos naturales

  • Jugo de limón: para usar el jugo de limón como tratamiento natural para las hemorroides externas, extrae el jugo de un limón en un contenedor pequeño. Remoja un pedazo de algodón, y aplícalo en las hemorroides prolapsadas. La mayoría del tiempo sentirás un poco de ardor o quemazón, pero el alivio vendrá al muy poco tiempo. Aplícalo una vez al día. Alternativamente, puedes exprimir medio limón en una taza de leche tibia y beberlo. Si quieres ver buenos resultados hazlo cada tres horas. El jugo de limón es efectivo ya que contiene nutrientes que fortalecen los capilares y las paredes de los vasos sanguíneos.
  • Aceite de oliva: El aceite de oliva tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, y por eso es excelente como remedio para las hemorroides externas. Usándolo, reforzarás tus vasos sanguíneos, y lograrás una reducción de la inflamación en el área. Para usarlo, simplemente aplica aceite de oliva extra virgen directo en el área afectada, para lograr alivio inmediato. También puedes tomar una cucharada diaria, para reforzar el tratamiento.
  • Hamamelis: El hamamelis es uno de los remedios caseros para las hemorroides externas más antiguo y conocidos, gracias a su efecto astringente. Sus propiedades ayudarán a reducir la incomodidad de las hemorroides, y a desinflamar las venas, disminuir la picazón y el dolor. Simplemente moja un algodón con hamamelis, y aplícalo en el área afectada.
  • Vinagre de sidra de manzana: Este, junto con el hamamelis, es uno de los remedios más populares para las hemorroides externas. Úsalo simplemente remojando algodón o un poco de papel higiénico en el vinagre, y aplicándolo en las hemorroides externas. Repite el proceso a diario hasta que logres la desaparición de los prolapsos. Este remedio te dará alivio bastante rápido.
  • Granos enteros: Si sufres de hemorroides externas (o internas, para este caso), te conviene empezar a comer granos enteros. Éstos son altamente beneficiosos por su gran contenido de fibra, la cual es muy efectiva aliviando los síntomas de las hemorroides. Todas las comidas ricas en fibra tienen este efecto, ya que ablandan las heces, y esto ayuda a tener que hacer menos esfuerzo al momento de ir al baño. Algunos granos recomendados son el arroz integral, la avena, la quinoa, entre otros.
  • Aceite de almendras: moja un algodón en aceite de almendras puro y orgánico, y aplícalo en el área afectada. Con este remedio casero para hemorroides externas, lograrás aliviar el ardor y la picazón alrededor del ano. Hazlo varias veces al día para mejores resultados.
  • Agua: El agua es el elemento número uno esencial en nuestro cuerpo. Para casi cualquier afección la recomiendan, incluida para las hemorroides. El agua limpia el tracto digestivo, y si la consumes con alimentos ricos en fibra, mejorará mucho la calidad de tus heces, ayudando así a que hagas menos esfuerzo a la hora de evacuar.

Remedios caseros para las hemorroides internas

Remedios caseros para las hemorroides internas

Las hemorroides internas son las que se desarrollan en el recto debido a presión abdominal. Son menos dolorosas que las hemorroides externas. Por lo general, causan sangrado (sin dolor) durante el momento de la evacuación.

Aunque este doloroso y embarazoso problema puede tratarse con un gran número de medicamentos convencionales, también hay gran variedad de remedios caseros para las hemorroides internas que son igual de efectivos, naturales, y prácticamente gratuitos.

Causas y síntomas de hemorroides internas

Básicamente, como ya dijimos, las hemorroides internas son venas inflamadas en los últimos centímetros del conducto rectal, como resultado de una presión excesiva en ésta área.

Ésta condición puede ser causada ya sea por estreñimiento, por diarrea crónica, por dificultades al momento de ir al baño, cirrosis, obesidad, baja densidad muscular, embarazo y por la edad avanzada. También pueden influir factores hereditarios.

El síntoma más común de las hemorroides internas sangrantes, es, como su nombre lo indica, la aparición de sangre brillante en las heces, debido a que el bolo fecal se roza con las hemorroides. En casos no tan graves, podrías notar sangre en el papel higiénico solamente, estando las heces normales. En algunas ocasiones podría haber dolor en las hemorroides internas, pero no es lo más frecuente.

10 Remedios caseros para las hemorroides internas – Tratamientos 100% naturales

  • Sentarse en la bañera llena de agua tibia por alrededor de 15 a 20 minutos es uno de los más sencillos y recomendados remedios caseros para las hemorroides internas. Ayuda a aliviar el dolor y la inflamación. Deberás hacerlo varias veces al día.
  • Los enemas de agua caliente son buena solución a las hemorroides internas, ya que promueven el buen tránsito intestinal y ablandan las heces, lo cual reduce la inflamaciones de las venas. Para esto también son muy eficientes los enemas de ajo.
  • Aplicar vaselina en la zona rectal también es muy beneficioso, ya que brinda lubricación en el área. Aceite de vitamina E, o pomadas para la pañalitis también se pueden usar.
  • Las bolsas de hielo terapéuticas también ayudan a reducir el dolor de las hemorroides internas y la inflamación. Si no tienes una profesional, puedes preparar una simplemente envolviendo algunos cubos de hielo en una toalla o ropa limpia que ya no uses. Aplica esto en la zona afectada de 10 a 15 minutos, varias veces al día.
  • Corta un limón en 4 partes, sin quitarle la piel, y ponlos a hervir por 15 minutos en medio litro de agua. Luego, deja que se enfríe. Beber una taza de este líquido regularmente, es uno de los mejores tratamientos para las hemorroides internas, ya que fortalece los capilares y ayuda a reducir la presión en las venas.
  • Tomar infusiones preparadas a partir de hierbas como el perejil, corteza de espino cerval, castaño de indias, entre otras, serán muy útiles para aliviar el dolor y reducir el sangrado.
  • Beber una combinación de media cucharadita de jugo de lima, jugo de menta, jugo de jengibre, y una cucharada sopera de miel, también será muy beneficioso.
  • Usar compresas con hamamelis, o cremas con este componente, es muy beneficioso para las hemorroides internas sangrantes. Además, sirve como astringente. Te recomiendo usar también toallitas empapadas con hamamelis cada vez que vayas al baño, así no sólo no te harás daño, sino que estarás ayudando a calmar los síntomas.
  • Aplicar gel de aloe vera también es una solución para las hemorroides internas bastante efectiva, ya que ayuda a disminuir la irritación y la inflamación causada por este mal.
  • Cuando se sufre de hemorroides internas, se recomienda no usar papel higiénico con olor, ni de colores diferente al blanco. Si necesitas, para disminuir la humedad de la zona, puedes usar fécula de maíz, o talco para bebés. Además, si eres de los que pasa mucho tiempo sentado en el inodoro, te recomiendo con creces comprar un asiento acolchado, para disminuir la presión en el área.

Remedios caseros para las hemorroides en el embarazo

Remedios caseros para las hemorroides en el embarazo

Las hemorroides son muy comunes en el embarazo, particularmente en el tercer trimestre. Algunas mujeres las sufren por primera vez durante esta etapa. Y si, por el contrario, antes del embarazo sufrieron alguna vez de hemorroides, es muy probable que les vuelva a ocurrir. Incluso, podrían desarrollarse hemorroides mientras estás dando a luz, así como también durante la etapa de posparto.

En la mayoría de los casos, las hemorroides que se desarrollan en el embarazo desaparecerán poco después de dar a luz, especialmente si se tiene cuidado de no sufrir estreñimiento.

¿Por qué son comunes las hemorroides en el embarazo?

El embarazo te hacer propensa a las hemorroides, así como a las várices en las piernas, y a veces incluso en la vulva, por un gran número de razones. El útero, que aumenta de tamaño, hace presión en la zona pélvica, apretando las venas de esta área e incluso la vena cava inferior – una vena muy importante que recibe sangre de las extremidades inferiores. Esto retrasa el regreso de la sangre de la parte inferior de tu cuerpo, lo cual incrementa la presión en las venas debajo de tu útero, y causa que se dilaten o inflamen.

El estreñimiento es otro gran problema durante el embarazo, que también puede causar – o agravar – las hemorroides.

Adicionalmente, durante la gestación hay un gran incremento en la hormona progesterona, lo cual causa que las paredes de las venas se relajen, permitiéndoles que se hinchen con mayor facilidad. La progesterona también contribuye al estreñimiento, ya que disminuye la velocidad del tracto intestinal.

¿Se puede evitar tener hemorroides durante el embarazo?

Durante el embarazo las mujeres son más susceptibles a tener hemorroides externas e internas, pero no son inevitables. Acá tienes algunos tips para evitar tener hemorroides en el embarazo – o eliminarlas si ya las sufres.

  • Primero y principal: evita el estreñimiento. Come una dieta rica en fibras (granos, frijoles, frutas y vegetales), toma bastante agua (8 a 10 vasos al día), y ejercítate regularmente, aun cuando sólo tengas tiempo para una pequeña caminata.
  • No esperes a estar desesperada por ir al baño, para ir. Cuando sientas necesidad de ir al baño (a nro. 2), no te aguantes. Tampoco estés sentada mucho rato en el inodoro, porque eso aumenta la presión en el área.
  • Has ejercicios kegel a diario. Los ejercicios kegel incrementan la circulación en el área rectal y fortalecen los músculos del ano, disminuyendo las chances de tener hemorroides en el embarazo. Además, fortalecen los músculos de la vagina y la uretra, lo cual te ayudará a recuperarte después del parto. 😉
  • Evita estar mucho tiempo sentada, o mucho tiempo parada. Si tu trabajo implica sentarse, párate y camina un poco por unos minutos cada hora. En casa, duerme de tu lado izquierdo, y cuando veas tv o leas un libro, échate también de ese lado, para quitar la presión de tus venas rectales y ayudar a incrementar el retorno de sangre de los miembros inferiores a la parte de arriba del cuerpo.

Algunos remedios caseros para las hemorroides durante el embarazo muy efectivos

  • Coloca una bolsa de hielo (que tenga una cubierta suave) al área afectada varias veces al día. El hielo ayuda a bajar la hinchazón y la sensación de malestar de las hemorroides.
  • Has baños de asiento con agua tibia en una bañera por alrededor de 10 a 15 minutos, varias veces al día. Si no tienes bañera, en las farmacias venden dispositivos plásticos especiales para baños de asiento.
  • Intenta alternar los tratamientos, frío y tibio, de los puntos anteriores.
  • Cada vez que tengas que evacuar, limpia gentilmente el area afectada usando papel suave, sin aroma y blanco, ya que este causa menos irritación que los que tienen aroma a bebé (o cualquier otro).
  • Humedecer el papel higiénico también ayuda. Algunas mujeres compran papel pre-humedecido, e incluso existen papeles humedecidos con hamamelis que son especiales para las hemorroides.
  • También, si nada de esto es suficiente, puedes pedirle a tu doctor que te prescriba alguna crema anestésica, o algún supositorio para las hemorroides. Ten en cuenta que estos productos no deben usarse por más de una semana.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Si tus propios métodos preventivos son en vano, o los remedios caseros para las hemorroides del embarazo no te funcionan, o si tienes dolor agudo o notas sangrado en el ano, consulta a tu doctor de inmediato. En ese caso, lo más seguro es que te recete alguna pomada para hemorroides especial para mujeres embarazadas.

El mejor remedio casero contra las hemorroides

Si luego de leer este artículo quieres que te diga, en realidad, cual es el mejor remedio casero contra las hemorroides, pues te lo voy a decir: un estilo de vida saludable.

Como la mayoría de los temas que tratamos en este blog, las hemorroides están altamente relacionadas con una buena alimentación. Si tienes una alimentación balanceada, estás en tu peso ideal, y te ejercitas desde casa un par de veces a la semana, es muy difícil que sufras de hemorroides. Y si ya los sufres, y comienzas a llevar un estilo de vida sano (y usas alguno de los remedios caseros para hemorroides que recomiendo en este artículo), te aseguro que no sólo te curarás, sino que no volverás a presentar estos síntomas tan terribles y molestos en el futuro.

Por último, te pido que me dejes tus comentarios: ¿sufriste de hemorroides? ¿Has probado alguno de los remedios caseros que te mostré acá? ¿Conoces algún otro remedio casero contra hemorroides que quieras sugerirnos?

Saludos, y ¡hasta la próxima! 😀

Vídeo Relacionado

Revisión Honesta del Sistema Venus

Ingresa Aquí Tus Comentarios

1 Comment

  • Mary

    Reply Reply 15 febrero, 2016

    La definicion de hemorroide es la enfermedad mas desagradable jeje. Yo me echo cremita por fuera y me tomo flebinec para tratarlas por dentro y desaparecen en cuatro dias y alivia mucho los sintomas. Me lo recomendo mi medico pero las embarazadas no pueden tomarlo es lo malo

Leave A Response

* Denotes Required Field