Reflujo gastroesofágico: Síntomas, causas, tratamiento, y más.

El reflujo gastroesofágico, reflujo ácido, o simplemente reflujo, es uno de los problemas de salud más investigados en la Internet. Un síntoma muy común es el ardor interno doloroso, alrededor de la parte baja del pecho, causado por los ácidos estomacales que regresan hacia el esófago.

La enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), es el reflujo ácido que ocurre más de dos veces a la semana.

Con este artículo podrás aprender sobre las causas, tratamientos y síntomas de la enfermedad del reflujo gastroesofágico. Además, conocerás un poco más de cómo es diagnosticada esta condición. Mostraremos las opciones de tratamiento disponibles para su manejo, y las características del estilo de vida que debes adoptar para obtener beneficios preventivos. ¡Empecemos!

Características del reflujo gastroesofágico

Reflujo gastroesofágico o reflujo ácido

Aquí tienes unos puntos clave sobre el reflujo ácido:

  • El reflujo gastroesofágico es conocido también conocido como acidez estomacal, indigestión ácida o pirosis, entre varios otros nombres.
  • Ocurre cuando algún ácido del estómago sube al esófago.
  • El reflujo ácido crea una sensación de ardor dolorosa en la parte baja del pecho, por lo general, después de comer. En inglés se conoce como Heartburn, que sería ardor en el corazón.
  • La enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) es un reflujo ácido persistente, que ocurre más de dos veces a la semana.
  • La ERGE es común en los Estados Unidos y otros países de occidente.
  • Algunos factores que contribuyen con el reflujo ácido son: la obesidad y el fumar.
  • Los tratamientos básicos son los medicamentos y están disponibles bajo prescripción médica y/o a la venta libre.
  • Si se deja sin tratamiento, la enfermedad de reflujo gastroesofágico puede tener complicaciones graves, incluyendo un incremento en el riesgo de cáncer.

¿Qué es este reflujo ácido?

El reflujo ácido, o gastroesofágico, ocurre cuando el contenido ácido del estómago fluye hacia el esófago, a veces hasta la garganta, los cuales mueven la comida hacia abajo. El estómago contiene un ácido fuerte, el ácido clorhídrico, que ayuda en la realización de una digestión eficiente de los alimentos y que protege contra los microbios indeseados como las bacterias.

El revestimiento del estómago está especialmente adaptado para producir este ácido y también para protegerlo contra su propia secreción corrosiva, pero el esófago no está protegido.

Un músculo circular, el esfínter gastroesofágico, normalmente protege al esófago de los contenidos del estómago, actuando como una válvula que permite el paso de los alimentos hacia el estómago e impide que vuelvan al esófago. Cuando esta válvula falla y el contenido del estómago regurgita hacia el esófago, comienzan a percibirse los síntomas del reflujo ácido, como un ardor estomacal, también conocido como pirosis o indigestión ácida.

Las cifras pueden variar, pero el reflujo ácido es considerado una condición muy común, y las enfermedades causadas por este ardor estomacal son las quejas de esófago más comunes vistas en los centros médicos de los Estados Unidos.

El Colegio Americano de Gastroenterología afirma que más de 60 millones de norteamericanos experimentan acidez al menos una vez al mes, y al menos 15 millones de ellos se ven afectados diariamente.

La enfermedad de reflujo gastroesofágico afecta con más frecuencia a los países de occidente (se estima que a un 20-30% de la población). Los norteamericanos son especialmente propensos a la ERGE, debido a la prevalencia de varios factores de riesgo en sus estilos de vida, los cuáles serán mencionados a continuación.

¿Cuál es la causa del reflujo gastroesofágico?

Tal vez todos hemos experimentado el reflujo ácido de manera ocasional, por lo general, asociado a ciertos alimentos y bebidas. El reflujo gástrico recurrente que conlleva a la enfermedad tiene otras causas y factores de riesgos y es definido como la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE).

La enfermedad de reflujo gastroesofágico puede presentarse en personas de cualquier edad, a veces por razones desconocidas (de forma idiopática). Por lo general, se le atribuye a los factores relacionados con el estilo de vida, pero también se puede deber a causas que no siempre pueden prevenirse.

Una de las causas de la ERGE es la hernia hiatal. Esta es una anormalidad anatómica en la que un agujero en el diafragma permite que la parte superior del estómago entre en la cavidad del pecho, algo que conlleva a la ERGE.

El embarazo es a veces la causa del reflujo ácido debido a la presión extra de los órganos internos.Reflujo durante el embarazo

Otros factores de riesgo son más fáciles de controlar y están directamente relacionados con aspectos del estilo de vida que pueden ser modificados como:

  • Obesidad.
  • Ser fumador (activo o pasivo).
  • Consumo alto de sal.
  • Consumo bajo de fibra dietética.
  • Medicamentos, incluyendo los medicamentos para el asma, bloqueadores de canales de calcio, antihistamínicos, analgésicos, sedantes y antidepresivos.

Las personas pueden reportar una asociación con ciertos alimentos y bebidas, pero algunos investigadores afirman que no existe ninguna conexión entre la enfermedad de reflujo gastroesofágico y el consumo del alcohol o cafeína.

Señales y síntomas del reflujo ácido

El reflujo ácido, ya sea un leve episodio aislado (como el que la mayoría hemos experimentado en algún punto de nuestras vidas), o sea un problema persistente de enfermedad de reflujo gastroesofágico, por lo general produce los mismos síntomas.

La Acidez

La acidez es una molestia que ocurre en el esófago, (se siente a nivel del tórax) y se transforma en una sensación de ardor, la cual tiende a empeorar cuando la persona se dobla o se acuesta. Puede durar varias horas y también tiende a empeorar después de comer. Todos hemos experimentado acidez de manera ocasional debido a un simple reflujo, pero si esto ocurre con regularidad (dos o más veces por semana) puede definirse como enfermedad de reflujo gastroesofágico o por sus siglas ERGE.

Otras señales

La ERGE también puede ser identificada por otras señales como:

  • Tos seca y persistente.
  • Sonidos sibilantes.
  • Asma y neumonía recurrente.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Problemas de garganta como dolor, ronquera o laringitis (inflamación de las cuerdas vocales).
  • Dificultad o dolor al tragar.
  •  Dolor en el pecho o en la parte superior del abdomen.
  • Erosión dental.
  • Mal aliento.

Pruebas y para diagnosticar la enfermedad de reflujo gastroesofágico

La primera persona a la que debes recurrir si experimentas los síntomas del reflujo ácido con frecuencia, es a tu doctor de confianza, quien te podrá referir a un especialista del área, un gastroenterólogo. La enfermedad del reflujo gastroesofágico es por lo general diagnosticada al no percibir mejoras en los síntomas de ardor de estómago al hacer cambios en el estilo de vida o al tomar medicamentos para el reflujo ácido.

Los gastroenterólogos también pueden realizar las siguientes investigaciones:

  • Endoscopia para diagnosticar el reflujo gastroesofágico o ERGE

    Endoscopia para diagnosticar el reflujo gastroesofágico o ERGE.

    Endoscopia (visión con cámara).

  • Biopsia (tomar una muestra de tejido para un análisis en laboratorio).
  • Rayos X con bario (imágenes del esófago, estómago y duodeno superior después de ingerir un líquido calcáreo que ayuda a proporcionar contraste en las imágenes).
  • Manometría esofágica (medición de la presión del esófago).
  • Monitorización de la impedancia (tasa de movimiento del fluido a lo largo del esófago de medición).
  • Monitoreo del pH (pruebas de acidez).

Prevención y tratamiento del reflujo gastroesofágico

La opción de tratamiento principal para las personas que experimentan reflujo ácido con frecuencia, debido a la enfermedad de reflujo gastroesofágico, es la de los medicamentos conocidos como inhibidores de la bomba de protones (IBP). Los inhibidores de la bomba de protones disminuyen la producción de ácidos y por ende, reducen la posibilidad de daño causado por el reflujo ácido.

Aquí tienes una lista de inhibidores de bomba de protones disponibles bajo prescripción médica en los Estados Unidos (se menciona el nombre de la marca y a continuación el del medicamento genérico, 2014). Si estás fuera de EEUU, con el nombre del compuesto podrás hacer tus averiguaciones.

  • Aciphex (rabeprazol).
  • Dexilant (dexlansoprazol).
  • Nexium (esomeprazol).
  • Prevacid (lansoprazol).
  • Prilosec (omeprazol, también disponible en las farmacias sin prescripción médica).
  • Protonix (pantoprazol).
  • Zegerid (omeprazol de liberación inmediata con bicarbonato de sodio).

Omeprazol como tratamiento del reflujo gastroesofagico o ácido

Los inhibidores de la bomba de protones son generalmente seguros y eficaces, pero al igual que cualquier otro medicamento, no son apropiados para todas las personas con enfermedad de reflujo y pueden causar efectos secundarios, como problemas de mala absorción que conducen a deficiencias de nutrientes. Los IBP son fármacos de gran éxito, prescrito a millones y produciendo grandes sumas de dinero para las empresas farmacéuticas debido a su uso común.

Los inhibidores de la bomba de protones han superado las terapias de medicamentos anteriores, que se utilizaron para la enfermedad por reflujo gastroesofágico (bloqueadores H2 también conocidos como antagonistas de los receptores H2). Estos fueron los primeros fármacos de gran éxito de la medicina moderna. Zantac (ranitidina), por ejemplo, fue el medicamento que causó que GlaxoSmithKline se convirtiera en un gigante farmacéutico clave.

Remedios de venta libre para el reflujo ácido

Para personas que experimentan ardor de estómago o indigestión frecuente, tal vez relacionado con algunos alimentos o bebidas que alteran los síntomas, los tratamientos para reducir la acidez de los contenidos del estómago están disponibles sin prescripción médica en las farmacias (medicamentos de venta libre).

Estas formulas, en líquido o tabletas, son llamadas antiácidos y hay docenas de marcas disponibles, todas con niveles de efectividad similares. Tal vez no funcionen para todos, y cualquier uso regular debe ser discutido con tu doctor.

Los antiácidos proporcionan una solución rápida pero poco duradera, al realizar una simple reacción química con los ácidos del estómago (no solucionan la producción de células ácidas en el revestimiento del estómago).

Los antiácidos contienen componentes químicos como el carbonato de calcio, bicarbonato de sodio, aluminio, e hidróxido de magnesio, y también pueden inhibir la absorción de nutrientes, lo que con el tiempo, puede causar deficiencias.

Medicamentos de alginato como Gaviscon

Gaviscon es probablemente la terapia contra la acidez más conocida, disponible sin prescripción en las farmacias. Tiene un modo de acción diferente que los medicamentos antiácidos, que contienen ácido algínico. Los medicamentos de alginato, como esta marca, varían ligeramente en su composición, pero por lo general también contienen un antiácido.

El ácido algínico funciona creando una barrera mecánica contra el ácido del estómago, formando un gel espumoso que se asienta en la parte superior de la piscina gástrica. Cualquier reflujo es entonces relativamente inofensivo, ya que se compone de ácido algínico y no de ácido de estómago dañino.

El ingrediente activo alginato se encuentra naturalmente en las algas marrones.

Otras opciones de tratamiento de la ERGE

Las opciones principales para el manejo de la enfermedad de reflujo gastroesofágico ya fueron mencionadas anteriormente. Además, existe una larga lista de otras terapias, sin embargo, desde el punto de vista farmacológico, se encuentran estas opciones adicionales: supresores de ácido sucralfato, bloqueadores de ácido de potasio, reductores de relajación del esfínter esofágico, antagonistas mGluR5, agentes procinéticos, moduladores del dolor, antidepresivos tricíclicos, e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

Cirugía

En casos raros, la enfermedad de reflujo gastroesofágico que es grave y no responde a los tratamientos médicos, tal vez requiera de una intervención quirúrgica en la forma de un procedimiento llamado fundoplicatura.

Prevención del reflujo ácido a través del control del estilo de vida

Como se mencionó anteriormente, el estilo de vida puede desempeñar un papel importante en el desarrollo de problemas relacionados con el reflujo ácido, y los cambios en el estilo de vida o comportamiento pueden prevenir o mejorar los síntomas.

Un resumen de las acciones que los pacientes podrían realizar ha sido elaborado por la Asociación Americana de Gastroenterología. Esto incluye consejos para los pacientes con irritación problemática, de mantener un diario, para que puedan encontrar conexiones con los factores de estilo de vida.

La Asociación Americana de Gastroenterología también ofrece la siguiente lista de cosas para intentar que los síntomas desaparezcan:

  • Evita los alimentos, bebidas y medicamentos que creas que pueden estar asociados con el reflujo ácido.
  • Ingiere comidas más pequeñas.
  • No te acuestes durante dos o tres horas después de una comida.
  • Baja de peso en caso de tener sobrepeso o sufrir de obesidad.
  • Evita el aumento de la presión en el abdomen, por ejemplo, no uses cinturones apretados o evita hacer ejercicios de abdominales.
  • Deja de fumar.

También existen indicios de que la erradicación de la infección con Helicobacter pylori puede conducir al desarrollo de la enfermedad de reflujo gastroesofágico, aunque esto solo se ha visto hasta ahora en países asiáticos donde la prevalencia de la infección H. pylori es más alta.

Descubrimientos recientes sobre el reflujo ácido y el estilo de vida

El entrenamiento para un estilo de vida puede reducir el dolor del reflujo ácido. Investigadores británicos encontraron beneficioso un programa educativo de estilo de vida de cuatro sesiones, una vez a la semana durante hora y media. El estudio publicado por los médicos generales en 2010 alentó a los participantes a registrar sus síntomas, cuidar su dieta, aprender sobre el manejo del estrés, establecer metas para sí mismos, e identificar sus tres problemas más importantes en relación con su condición de reflujo ácido.

Los riesgos de la enfermedad de reflujo gastroesofagico a largo plazo

Es importante abordar los problemas persistentes con la enfermedad de reflujo gastroesofágico como el hecho de que un reflujo ácido no tratado a largo plazo puede conducir a complicaciones graves incluyendo un gran riesgo de cáncer.

A largo plazo, la exposición continua al ácido del estómago puede dañar el esófago, lo que puede causar:

  • Esofagitis: Cuando se inflama el revestimiento del esófago, causando irritación, sangrado y ulceras en algunos casos.
  • Estenosis: Cuando los daños causados por el ácido del estómago conducen al desarrollo de cicatrices que pueden causar a su vez dificultades para tragar, o que la comida se atasque en el esófago.
  • Esófago de Barrett: Es una complicación grave, en la que la exposición repetida al ácido del estómago provoca cambios en las células y los tejidos que recubren el esófago reemplazando las células normales con los que se asemejan a las células en el tracto gastrointestinal inferior. Esto se considera una condición premaligna.

Tanto la esofagitis como el esófago de Barrett están asociados con un mayor riesgo de cáncer.

La esofagitis puede conllevar a cambios precancerosos, y el esófago de Barrett representa un claro riesgo de cáncer letal para un pequeño número de pacientes.

Hubo un estudio publicado en el New England Journal of Medicine en 1999 que encontró una relación entre el reflujo ácido no tratado y el cáncer. Su conclusión es una severa advertencia de no dejar el reflujo ácido sin tratar por mucho tiempo:

“Existe una relación fuerte y probablemente causal entre el reflujo gastroesofágico y el adenocarcinoma esofágico.”

Revisión Honesta del Sistema Venus

Ingresa Aquí Tus Comentarios

Leave A Response

* Denotes Required Field